La dictadura para los pueblos indígenas: represión, privatización y “chilenización”

Ago 6, 2020

Durante la dictadura civil militar chilena (1973-1990), los pueblos indígenas sufrieron graves violaciones a sus derechos humanos. Sus miembros fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, privación arbitraria de libertad, tortura , exilio y exoneración política.

También fueron víctimas de otras formas de violaciones a sus derechos humanos que afectaron sus derechos colectivos, entre otros, al territorio, al agua, a sus formas de organización propia y la identidad cultural.

Contrarreforma Agraria y expropiación de tierras recuperadas 

Uno de los primeros procesos impulsados por la dictadura fue el de la Contrarreforma Agraria. La superficie aproximada de tierras que tras la Contrarreforma Agraria llegó a poder del pueblo mapuche no superó el 16% de las tierras recuperadas entre 1962 y 1973. El resto de las tierras, es decir el 84%, fue devuelto a sus antiguos propietarios o se entregó en parcelas a ex inquilinos o medieros. Todo el proceso de contrarreforma estuvo marcado por un velo de represión: se fusiló y se hizo desaparecer a dirigentes asentados mapuche, se encarceló y torturó. 

Impulso de la industria forestal y destrucción de los bosques nativos 

En el año 1974 fue dictado el Decreto Ley 701 con el objeto de impulsar la industria forestal. Desde entonces se han plantado casi 3 millones de hectáreas de pino radiata y eucaliptus, la mayor parte sobre milenarios bosques nativos. Las grandes plantaciones forestales se instalaron principalmente en las regiones del Bíobío, La Araucanía y Los Ríos que corresponde al antiguo Wallmapu o país de los Mapuche y que actualmente reivindican. 

División de las comunidades mapuche a través de la legitimación de la propiedad privada 

En marzo de de 1979 se modificó la Ley Indígena mediante el Decreto Ley 2598. Como consecuencia de él, y a pesar del rechazo público por parte del Pueblo Mapuche, se produjo la división y la liquidación de las comunidades mapuche, ya que legitimó la propiedad privada al interior de los Títulos de Merced y constituyó hijuelas individuales: “(…) desapareciendo con ello no sólo la propiedad colectiva, sino que el efecto más inmediato era la desintegración de la comunidad social y cultural tradicional, base de la identidad del Pueblo Mapuche”. 

Acentuación del proceso de chilenización y negación de lo indígena 

Negar lo indígena fue parte de la política de la dictadura militar: “Hoy ya no existen mapuches, porque somos todos chilenos” (Discurso de Pinochet en Villarrica, 1979). La creación de escuelas fronterizas en el extremo norte tuvo por objeto la castellanización y chilenización de las poblaciones de frontera, en su mayoría aymara. 

Privatización del agua 

Por otro lado, el Código de Aguas de 1981 separó el agua de la tierra como bienes distintos y entregó a terceros (en especial empresas del sector agrícola, minero, foresta e hídrico) en forma gratuita derechos sobre las aguas que los pueblos indígenas utilizaban desde tiempos inmemoriales. Esta política de aguas afectó profundamente a las comunidades aymaras, atacameñas, diaguitas, quechuas, collas en cuanto al acceso, manejo y administración del agua, así como a las comunidades y pueblos indígenas del sur y puso en riesgo la existencia misma de las comunidades. 

Minería y pueblos indígenas 

La legislación minera impuesta durante la dictadura militar y su consecuente política económica significó la apropiación de los recursos naturales de las tierras indígenas o en tierras colindantes a ellas, por parte de personas no indígenas y empresas nacionales y trasnacionales. Ello porque la legislación permitió al Estado otorgar concesiones de explotación o uso de dichos recursos a particulares que los soliciten, sin considerar los derechos territoriales de los pueblos indígenas ni sus respectivas demandas. 

*La información contenida en esta publicación fue parte de la exposición Memorias Indígenas, realizada por el Museo de la Memoria y los DD.HH. en 2018, en el marco del año dedicado a relevar las memorias de los pueblos indígenas que habitan en lo que hoy denominamos Chile.

Fotografía: Archivo Museo de la Memoria y los DD.HH. Fondo Marcela Briones.

Comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias que te podrían

Día de Acción Global por un aborto legal y seguro

Día de Acción Global por un aborto legal y seguro

Expertos en derechos humanos de Naciones Unidas han instado a los gobiernos de todo el mundo a despenalizar el aborto y mejorar su progreso para garantizar el derecho de toda mujer o niña a tomar decisiones autónomas sobre su embarazo. Este es el núcleo de su derecho...

Pin It on Pinterest

¡Comparte en tus redes!