Memorial Paine: 12 años por la Memoria, Verdad y Justicia

May 27, 2020

Manifiesto

Este 25 de mayo Memorial Paine ha cumplido 12 años desde su fundación y en estos días hemos querido compartir con todas y todos,nuestra satisfacción por todo este recorrido. Ha sido un camino arduo, inmenso en apuestas y desafíos. Un camino de trabajar por la férrea defensa y promoción dela memoria y los Derechos Humanos, guiados por el recuerdo vivo y presente de los 70 hombres, obreros, comerciantes, estudiantes,profesores y campesinos Detenidos Desaparecidos y Ejecutados de Paine.

Ha sido, por cierto, un tiempo no exento de dificultades y sacrificios, particularmente en un país como Chile, donde la defensa de la memoria y los Derechos Humanos,la lucha por la verdad y la justicia,para algunos y algunas,sigue siendo una amenaza.Al igual que muchos otros espacios y sitios de memoria hermanos fue necesario golpear muchas puertas para materializar esta idea de levantar un memorial y dar lugar a una huella imborrable en la porfiada memoria de Paine y de Chile.

En ese camino seguimos. Ricos en convicción y voluntad para hacer de esta tarea una conquista diaria de verdadera justicia que ayude a anular el dolor, la tristeza…los pendientes de este Chile herido.Y desde allí surge, justamente,la sencilla y humilde reflexión que nos importa compartir con cada una y cada uno de ustedes en este aniversario “distinto”.

Como Memorial Paine asumimos el trabajo por los derechos humanos y la memoria con la absoluta claridad de que lo ocurrido en Paine se vincula con la historia de un colectivo social activo, empoderado; campesinos y trabajadores que asumieron con un profundo y estricto sentido político,el compromiso con los cambios estructurales que el pueblo chileno emprendió, a inicios de los años ́70. Por ello, asumimos nuestra responsabilidad desde esa perspectiva a la hora de abordar los retos presentes y de futuro en la lucha por la memoria, los Derechos Humanos y el NUNCA MÁS.

Nuestra máxima fortaleza ha sido la perseverancia de los familiares y eso se ha escrito con claridad en estos años. Nuestra labor se ha hecho irreductible como el grito de verdad y justicia que ha guiado la lucha de las mujeres de Paine; las madres, esposas, hijas e hijos, hermanas y hermanos de los 70 de Paine. Su tesón, su valentía para resistir y buscar incansables la verdad,y la muchas veces tardía justicia, constituyen uno de los pilares fundamentales del Memorial Paine;son su esencia. A ellas y ellos, por siempre, el más gigante de los reconocimientos por la dignidad con que asumieron la lucha por verdad y justicia desde los inicios, pese a todas las adversidades políticas y socioculturales.

Tenemos desafíos y retos importantes a futuro, particularmente para seguir trabajando en la educación de la memoria y los derechos humanos. Una tarea que debe atender ese pasado doloroso, comprenderlo, compartirlo y proyectarlo, siempre muy ligado al presente. Hemos entendido esa labor como un patrimonio que trasciende las fronteras de Paine, lo que nos convoca a emprender nobles aventuras también desde la perspectiva jurídica, por ejemplo,para entender las violaciones a los derechos humanos en todas sus dimensiones.

Creemos que de esa formase puede corregir cierta perversidad con que muchos pretendieron o pretenden que se entienda la idea de reparación, para de esa forma alcanzar escenarios de efectiva justicia y poner en práctica mecanismos que contribuyan a no perder de vista que, para los familiares, siempre ha sido un asunto de justicia.

Tiene un sabor especial este año. La conmemoración de estos 12años nos encuentra sumidos en medio de una pandemia, cuyos efectos y consecuencias aún son difíciles de dimensionar. Tiene un tinte especial, cuando previamente la repetición de las violaciones a los Derechos Humanos ha sido la inmediata respuesta contra el clamor de un pueblo y su gente, a partir de ese octubre aún latente. Sabe diferente,porque aunque la evasiva justicia entrega algunas señales, resurgen los intentos por reimponer la impunidad para los criminales de lesa humanidad.

Por lo mismo, entonces, la defensa de la memoria y los derechos humanos, la lucha por la verdad y la justicia, siguen siendo una tarea política y así lo entendemos y asumimos en Memorial Paine.Fundamentalmente porque nos mueve la obligación ética de resguardar y poner a salvo la memoria para su traspaso a las futuras generaciones, a aquellas y aquellos que, necesariamente, deben ser las y los protagonistas del NUNCA MÁS.

Hay muchas cosas por hacer, metas que por ahí se nos han quedado a medio camino y debemos recuperar hasta alcanzarlas; lo sabemos. Y aunque palpamos importantes resultados en nuestra labor, la autocomplacencia no ha guiado este caminar de 12 años ni tampoco el que resta por adelante. Apostamos fuerte ala educación y su potencia inequívoca, alas riquezas socioculturales y patrimoniales de Paine y su entorno, para ese propósito. Estamos día a día trabajando para ir poniendo vida y más vida, allí donde había demasiado dolor y muerte.

A todos y cada uno de ustedes, nuestra gratitud por caminar junto a nosotros.A los 70 compañeros de Paine, nuestro sólido e irreductible compromiso de seguir.

Fuente: Memorial Paine

Comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias que te podrían

Homenaje a los niños víctimas del Chile de Pinochet

Homenaje a los niños víctimas del Chile de Pinochet

Fueron 33 chicos muertos en la dictadura y uno fue secuestrado y dado en adopción a padres argentinos vinculados a Videla. "No hay un parque donde recordarlos, ni un memorial, nada", señala la autora María José Ferrada.  por Juan Carlos Ramírez Figueroa Treinta y dos...

Pin It on Pinterest

¡Comparte en tus redes!